...amo cada piedra del Valle de Elqui, cada granada y cada vaina de algorrobo...
Gabriela Mistral

Estas palabras fueron vertidas sobre un papel por la pluma mágica que empuñaba la mano de la insigne Gabriela Mistral, quien amó cada punto, cada rincón de este valle..


Cueca en la cordilleraPresa del encanto y magnetismo
El valle provoca eso en las personas. A través de los años sus pobladores y visitantes han sido capturados por un encanto especial que es dificil de definir en una sola palabra.

De la conquista
El valle de Elqui, que fuera entregado a Francisco de Aguirre, conquistador español, en una gigantesca merced de tierra por Pedro de Valdivia, su superior directo, mostró además de sus encantos visuales un fuerte pontencial agrícola.
El que fue aprovechado por el conquistador en las primeras viñas destinadas a la producción del aguardiente de uva que posteriormiente pasó a llamarse Pisco.
El valle fue subdividido en mercedes de tierra más pequeñas entre los oficiales españoles, quienes fundaron sus haciendas de las cuales algunos sobreviven hasta nuestros días.

El Huaso

La agricultura y el turísmo
La agricultura siempre tuvo su fuerte en la producción de uvas para el Pisco), también fueron importantes la ganadería, las siembras y la fruta seca, pero posteriormente la producción de pisco fue arrolladoramente importante. Ya en los años ochentas del siglo pasado la uva de mesa ganó importancia siendo actualmente preponderante en la economía del valle.
A su vez el turismo hace una tímida entrada a mediados de los ochentas para irse fortaleciendo con el paso de los años.

Desde "La Greda" hacia "Pisco Elqui"
Desde la época de los indígenas la aldea de "La Greda" era conocido por su hermosura y atractivos. Con la llegada de los Españoles comenzó la urbanización que fue creciendo gradualmente hasta que a finales del 1800 su nombre fue cambiado a "La Unión" en virtud de la solidaridad nacida al enfrentar una peste de viruela que asolaba la región.

En 1936, el parlamento en pleno aprueba la moción del diputado Gabriel Gonzalez Videla de cambiarle el nombre al pueblo por el de "Pisco Elqui" y así poder hacer uso del concepto de la denominación de origen que favorecía al rubro del Pisco, a estas alturas ya absolutamente consolidado.

Aún vive la tradición
Actualmente Pisco Elqui además de sus atractivos naturales es una hermosa combinación de modernidad y tradición donde se mezclan los trabajos de las viñas, huertos frutales, fiestas de la vendimia, carnavales y folclór con turísmo y modernidad, con visitantes de todas partes del mundo que se asombran con la gama importante de contrastes que Pisco Elqui ofrece en todos sus ámbitos.


Los antecedentes históricos y las fotografías corresponden al excelente libro "Elqui, Imágenes del pasado" de Don Galvarino Peralta Herrera (Fondart, con la colaboración del Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico, ISBN: 956-291373-2). Muchísimas gracias a Don Galvarino para el permiso de mostrarlas.

Close Window